Venta oficial de entradas

Seleccionar página

¿Tienes alguna duda? Llámanos al+34 902 93 25 06 o escríbenos en nuestro contacto

Huertas del Generalife

El Generalife es una almunia (*) de época medieval. Se trata de una finca agrícola y de recreo que fue propiedad de los distintos sultanes de la dinastía nazarí. Esta almunia fue y ha sido siempre muy apreciada por su cercanía a la ciudad palatina de la Alhambra, por su benigna orientación hacia el sur, por sus excepcionales vistas sobre la ciudad y los palacios y, sobre todo, por su abundancia en agua -proveniente de la acequia Real-. Su arquitectura, en continuo juego con el paisaje de huertos y frutales, integraba albercas, fuentes y jardines que hacían del Generalife un vergel, un verdadero paraíso en la tierra.

Con posterioridad a la conquista, sus diferentes propietarios –apoyados por la corona española-, obraron el milagro de la conservación. Valga como ejemplo que el rey Felipe II, cuando ordenó la deportación de los moriscos granadinos, hizo en el Generalife una reseñable excepción permitiendo aquí la permanencia de la mano de obra morisca. Entendemos que con ello se intentaba preservar no sólo el palacio sino también su paisaje agrícola. Este hecho, repetido a lo largo de la historia, ha permitido que estas huertas lleguen hasta nuestros días siempre en cultivo, siempre huertas.

En el paseo a través de las mismas aún es posible descubrir la maestría con que esta ladera fue tallada en terrazas o paratas para conseguir terrenos aptos para el cultivo. Paratas conformadas gracias -en muchos casos- a espectaculares muros de tapial, que hoy en día se vuelven a recuperar con las técnicas tradicionales de entonces. Espacios surcados por acequias e ingenios hidráulicos que permitían el riego y el drenaje.

Sorprendente es aún descubrir el sistema de tapias de cerramiento y división entre huertas y quedar perdido entre sus callejones, placetas y puertas. Una vez dentro será posible comprender el papel de los árboles, en concreto del granado, el almez y la higuera, para la sujeción de taludes. Árboles que conforman el paisaje de estas huertas cuando éstas se perciben desde el exterior pero que –una vez dentro- conviven con grandes espacios soleados donde se crían una gran diversidad de cultivos leñosos, herbáceos y hortalizas.

(*) Almunia: del árabe hispano almúnya ´quinta´ y éste del árabe clásico munyah ´deseo´

La actividad guiada incluye:

Itinerario a desarrollar por espacios cerrados a la visita pública. Se recorrerán la huerta Grande, la huerta de Fuentepeña, la huerta de la Mercería y los Albercones. A lo largo del paseo se irán desvelando diferentes aspectos que conocemos sobre la agricultura andalusí. Conocimientos que, por su avanzado desarrollo y su carácter sostenible, impactan aún en nuestra sociedad actual.

En concreto se hablará sobre:

  • los sabios agrónomos y geóponos andalusíes
  • la variedad y diversidad de frutales, vegetales y hortalizas
  • el origen geográfico de las distintas especies
  • el calendario de siembra y plantaciones
  • las curiosidades sobre los usos de las plantas
  • sus aplicaciones medicinales y aromáticas
  • su relación con prácticas mágico-supersticiosas
  • el sistema hidráulico y de riego de las huertas
  • el paisaje de las huertas y su relación con el entorno

Sin duda una oportunidad “deliciosa”, ya que será posible degustar algunos de los productos de las huertas, de redescubrir el Generalife.

[“mostrar_mapa_relacionado”]

La actividad guiada incluye:

Recorrido por espacios cerrados al público:

01 – Huerta Grande

02 – Huerta Fuentepeña

03 – Huerta de la Mercería

04 – Huerta los Albercones

GRUPOS: 20 personas.

IMPORTANTE

Los usuarios deben haber entendido y aceptado que se trata de una visita a las huertas en la que gran parte del recorrido transcurre por caminos de tierra sobre una superficie irregular, donde es posible encontrar obstáculos tales como piedras, hierbas, cultivos, surcos, ramas, zonas encharcadas, y donde también existen senderos, caminos, pequeñas escaleras de acceso entre terrazas y paratas con pendientes que superan el 8%, así como numerosas zonas donde hay taludes y zonas con posibilidad de caída a distinto nivel superiores a los 2 metros, no existiendo aún barandillas u otros elementos colectivos de seguridad al no estar las huertas por el momento adecuadas para la visita pública.

  • Seguir en todo momento las normas establecidas para la visita pública en el Conjunto Monumental, atender y obedecer en todo momento las indicaciones del guía o monitor, no salir del itinerario prefijado, no asomarme a sitios donde exista caída a distinto nivel, no entrar en zonas donde se indique que se están realizando trabajos de conservación de las huertas, obras de cualquier tipo o excavaciones arqueológicas.
  • No tocar las plantas y a no recolectar frutos o cualquier otro elemento de las huertas, si no es con la indicación y consentimiento previos del guía o monitor.

Domingos de primavera

1, 8, 15, 22, 29 de abril
6, 13, 10, 27 de mayo
3, 10 y 17 de junio.

Horario: 10 a 13h.