Venta oficial de entradas

Seleccionar página

¿Tienes alguna duda? Llámanos al +34 858 953 616 o escríbenos en nuestro contacto

Visita Combinada Alhambra y Fundación Rodríguez-Acosta

En la colina dónde se ubica la Alhambra y a pocos metros de la misma, se encuentra situado el Carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta, uno de los edificios más singulares de España en su género. Construido en los primeros decenios del siglo XX, fue declarado Monumento Nacional en 1982. El lugar fue el estudio del prestigioso pintor José María Rodríguez-Acosta y alberga un singular conjunto de jardines y una amplia colección de piezas, desde al arte antiguo al modernista, en un sorprendente recorrido por el edificio que incluye antiguas cuevas y galerías subterráneas.

En cuanto a la duración completa de la visita, se calcula en torno a las 4 h 30’ (3 h. Monumento, 1 h. 20’ Carmen de la Fundación, 15’ distancia a pie entre recintos si se hace el mismo día), por lo que le aconsejamos que la planifique y combine adecuadamente para disfrutarla. Podrá realizar la visita a la Fundación en el mismo día de la fecha que figure en su entrada o un día después de esa fecha.

La visita incluye:

01 – La visita Alhambra
Alcazaba, Palacios Nazaríes, Generalife.

Alcazaba- La Qasba –

Situada en la zona más elevada de la colina, un lugar excelente para la observación y vigilancia, tanto de la ciudad, como la vega y sus accesos.

Su aspecto actual fue dado por los nazaríes a partir del siglo XIII, que le añadieron grandes torres: la Vela en el oeste y las del Homenaje, Quebrada y Adarguero en la zona este. Posee el acceso por la Puerta de las Armas.

Supone una de las partes más antiguas de la Alhambra, esta área militar ofrece los siguientes espacios: la Terraza de la Torre del Cubo, el Adarve de la Muralla Norte, el Barrio Castrense, la Terraza de la Puerta de las Armas, la Torre de la Vela y el Jardín de los Adarves.

Palacios Nazaríes -La Dar al-Mamlaka

Definida la estructura de intramuros, se edifican los primeros palacios, la Dar al- Mamlaka, c on sus distintas casas reales mandadas edificar por los diferentes sultanes durante la etapa nazarí, conforman lo que hoy conocemos como Palacios Nazaríes. Aunque se ubican en un único espacio compartimentado, cada palacio se identifica con el sultán que lo mandó construir, y en la actualidad forman tres ámbitos independientes: Mexuar, Comares y Leones.

Mexuar

Es el espacio más primitivo que se conserva, que en época nazarí servía de la sala de audiencia y reuniones importantes. Era la sala central del palacio edificado por Isma’il y en el siglo XVI fue transformada en capilla cristiana.

Palacio de Comares. Patio de la Arrayanes

Se constituyó aquí la sede del salón del trono, siendo también la residencia del Sultán y su familia. A él se accede por la fachada con dos puertas situadas en el Patio del Cuarto Dorado. Por la derecha se accedía a zonas de servicio y la de la izquierda conducía a las dependencias nobles.

Delante de la fachada el Sultán recibía en audiencia e impartía justicia a sus súbditos.

Servía para separar la zona público de la privada del Palacio. La puerta derecha conducía a dependencias familiares y de servicio. La de la izquierda comunica con el Patio de Comares, con una alberca, que en toda edificación doméstica hispano-musulmana supone el centro de la vida familiar, en torno al cual se distribuyen las estancias.

Antes de llegar al Palacio de Comares, encontramos la Sala de la Barca, con una bóveda semicilíndrica, semejante al casco de un barco invertido.

El Salón de Comares se encuentra en el interior de la torre y constituye la mayor sala de la Alhambra nazarí. Este palacio logra un microclima par eal bienestar de sus habitantes.

Palacio de los Leones

Durante el segundo mandato de Muhamnad V, en la segunda mitad del siglo XIV, se lleva a cabo una gran modificación de la estructura interna de la Alhambra

El Palacio de los Leones, aporta nuevos conceptos estéticos que rompen con el esquema arquitectónico habitual y que también se reflejarán en la administración del Estado.

Se configura alrededor de dos zonas de vivienda y dos de representación. El primero en reconocerse de estos últimos es la Sala de los Mocárabes que sirvió de vestíbulo, por estar cerca de la entrada principal del Palacio.

Uno de los dos espacios residenciales, situado al Sur, se extiende en torno a la Sala de los Abencerrajes, que destaca cúpula de mocárabes en forma de estrella de ocho puntas al abrirse sobre ocho trompas también de mocárabes.

La Sala de los Reyes supone el espacio más representativo del Palacio de los Leones.

La Sala de las Dos Hermanas es la segunda residencia del Palacio de los Leones, con una estructura parecida a la de los Abencerrajes. Denominada así por las dos grandes losas de mármol, centradas por una fuentecilla que evacua por un canalillo al Patio de los Leones.

Posteriormente encontramos la Sala de los Ajimeces.

Una de las piezas más bellas de los Palacios de la Alhambra es el mirador de Lindaraja, que aparece tras un arco de mocárabes, culminada la parte superior de la estancia por una falsa cubierta con cristales de variados colores.

Generalife

Comprende los Jardines Bajos, el Palacio del Generalife y los Jardines Altos.

El Generalife era una finca de recreo de los sultanes nazaríes, que empleaban también para su explotación agrícola. Posee un núcleo de edificación residencial y una gran extensión de terreno de cultivo y pasto, compartimentada en cuatro grandes huertas.

La visita a este sector comienza por los Jardines Nuevos del Generalife.

Se conectaron el Generalife a la Alhambra a través de jardines que lograran integrarlos con la naturaleza.

Estos jardines se dividieron en tres partes, que en la actualidad forman los Jardines Nuevos. El primero al estilo jardín-laberinto, que se prolongó con una acequia en crucero, calles y cipreses, en una interpretación del jardín musulmán. Se completó con el anfiteatro al aire libre, concebido para albergar el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, donde se celebra desde entonces.

El Generalife era el palacio empleado por los reyes musulmanes como lugar de descanso. Construido entre los siglos XIII y XIV, fue ideado como villa rural, donde jardines, huertos, patios y edificaciones se aúnan en las cercanías de la Alhambra.

Es atravesado por la Acequia Real, cuya estructura original era en forma de crucero, semejante al Patio de los Leones.

Se accede a través de dos patios, el primero denominado Patio del Descabalgamiento presenta dos naves laterales que quizás se usaron por los mozos de cuadra. Y el segundo por el que se sube al interior del palacio.

La entrada se realiza a través de una pequeña portada donde volvemos a encontrar el motivo de la llave. Una escalera lleva a la zona de uso doméstico, distribuido por el Patio de la Acequia y dominado por el Pabellón Norte, dando paso a la Sala Regia y al mirador de Ismail I.

En la Sala Regia destacan yeserías y capiteles de mocárabes. Atravesando su alcoba lateral se asciende al denominado Patio del Ciprés de la Sultana. En el centro se dispone una alberca con dibujo en planta en forma de «U».

En la zona más alta del Generalife encontramos la Escalera del Agua, muy modificada y famosa por el agua de la acequia del Sultán que corre por los canales de sus muros.

Al final de la escalera del Agua  aparece un Mirador Romántico como un observatorio privilegiado . (Este espacio se abre un mes al año dentro del programa “espacio del mes”.)

La visita continúa por el Paseo de las Adelfas, un largo sendero que recorre la parte superior del muro de separación de las huertas, cubierto todo por adelfas.

02 – Carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta
Callejón Niño del Rollo, 8

La visita consiste en un paseo por los 5 niveles del edificio-estudio y sus jardines, ideados por el pintor José María Rodríguez-Acosta a principios del siglo XX, donde se explica en detalle al visitante, la visión del artista, su ideario, el Carmen de la Fundación y sus anejos.

Situado, en las inmediaciones de Torres Bermejas y próximo al conjunto monumental de la Alhambra, el edificio sede de la Fundación Rodríguez-Acosta es uno de los más bellos empeños arquitectónicos de su tiempo. Construido entre 1916 y 1930, su apuesta por lo moderno y la excelencia de las ideas, diseños y materiales empleados en su concepción y edificación le otorgan una vigencia duradera, reconocida en su declaración como monumento nacional en 1982.

Aunque en su construcción intervinieron sucesivamente los arquitectos Modesto Cendoya, Teodoro Anasagasti, Ricardo Santacruz y José Felipe Jiménez Lacal, así como el escultor Pablo Loyzaga, el Carmen lleva, tanto en su configuración general como en cada uno de sus pormenores, el sello personal de José María Rodríguez-Acosta.

El pronunciado desnivel del terreno en que se asienta dio origen a las terrazas y miradores que configuran sus jardines. Éstos, muy singulares en el contexto de los cármenes granadinos por su carácter monumental, despliegan un interesantísimo programa iconográfico en torno a los grandes temas del simbolismo: el amor, la muerte, la ruina, la locura, la vida contemplativa, etc.

El edificio principal fue concebido como un estudio de pintura y es resumen de los estilos europeos de entreguerras. El modernismo y el germen de racionalismo que nutren su sobriedad formal –e incluso cierta severidad–, entroncan con los presupuestos más avanzados de la “Secesión vienesa”. A la vez, en él se reinterpretan elegantemente los estilos del pasado con la incorporación de múltiples elementos de piedra y madera de diversa procedencia y antigüedad: columnas y capiteles hispanomusulmanes, portadas y fuentes renacentistas, fragmentos de construcciones barrocas, etc.

En el interior, la biblioteca ocupa un lugar central. Frente a la depuración de los exteriores, en ella sorprende la riqueza cromática y decorativa del art déco, enaltecido por un lujo sereno. Allí se conserva la selecta librería de Rodríguez-Acosta especializada en temas artísticos, filosofía, literatura y viajes, junto con el resto de las colecciones por él reunidas. Libros y objetos de arte son reflejo de un particular gusto cosmopolita, evocadores de un universo mental amplio y exquisito, poblado por piezas de muy variados países, estilos y épocas: pinturas, esculturas, esmaltes, marfiles, alfombras, vidrios, cerámicas, joyería, objetos arqueológicos, etc. Destacan las piezas de arte grecorromano e ibérico, procedentes en varios casos de excavaciones granadinas. Importante es también, aunque más insólito, el magnífico conjunto de arte asiático, tanto hindú como chino y tibetano, así como japonés, tailandés y birmano.

En 1973 fue creado, en el seno de la Fundación, el Instituto Gómez-Moreno con el fin de conservar, exhibir y difundir su legado de Don Manuel Gómez-Moreno Martínez.

Tiempo aproximado de la visita 4 horas y media

[“mostrar_mapa_relacionado”]

La visita incluye:

01 – Visita a la Alhambra

Alcazaba

Palacios Nazaríes

Generalife

02 – Carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta
Callejón Niño del Rollo, 8

  • Se recomienda realizar la reserva y la compra de entradas de forma anticipada y preferentemente por internet en el sistema de gestión y ventas de entradas del Patronato de la Alhambra y Generalife, puesto que el Conjunto Monumental tiene un aforo limitado.
  • Otras opciones son la compra por teléfono y TVRs, siempre y cuando exista disponibilidad.
  • Las entradas pueden ser adquiridas mediante ”print at home” o bien adquiridas en los TVRs. Por este último procedimiento le puede ocasionar una espera innecesaria.
  • Si su entrada ha sido adquirida mediante “print at home” deberá tener en cuenta:
    • Que todo visitante debe portar su entrada, impresa en papel A4, anverso y reverso.
    • Que es necesario que la impresión sea de buena calidad y no se aceptará entradas parcialmente impresas, manchadas, dañadas o ilegibles.
      SI NO ES ASÍ SE CONSIDERARÁ NULA
    • Para comprobar la buena calidad de la impresión, asegúrese de que la información escrita en la entrada, así como el código QR sean legibles.
  • Cada persona visitante, independiente de su edad, deberá portar su propia entrada, que podrá ser expedida a título individual y estará obligado a conservarla hasta la salida del monumento visitado, debiendo presentarla, junto con un documento de identificación personal expedido por el ministerio del interior u organismo homólogo de su país, a requerimiento de cualquier empleado ya sea personal propio o del servicios de seguridad, así como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en su caso.
    • Si el titular de la entrada es diferente a la persona que va a realizar la visita debe constar el nombre y apellidos del visitante en la “entrada” antes de su impresión.

EN CASO DE NO OBSERVASE ALGUNAS DE LAS REGLAS ARRIBAS ESPECIFICADAS SE CONSIDERA LA ENTRADA NULA.

  • Tenga en cuenta que esta entrada es válida para el mismo día de la visita a la Alhambra.
  • Los menores de 12 años tienen entrada gratuita pero esta deberá ser reservada obligatoriamente en el momento de la compra y gestionada con el resto de las entradas de los adultos.
  • Existe para determinados colectivos un descuento en este tipo de entradas.

IMPORTANTE: la fecha y hora de acceso a los Palacios Nazaríes, está expresamente indicada en la entrada. La visita a estos espacios deben debe realizarse en el horario expresamente indicado en la entrada.

El Patronato de la Alhambra y Generalife, con objeto de hacer una mejor distribución de las entradas del turismo individual no organizado, limitará a diez el número de entradas que pueda adquirir un particular en un mes.

¿Sabías qué…?

El único espacio que tiene controlado el acceso por pase horario es Palacios Nazaríes, por lo tanto, debe realizarse en el horario expresamente indicado en la entrada. El resto de los lugares del Monumento no tienen controlado el acceso por pases horarios.

En la visita general diurna a la Alhambra también podrá visitar el espacio del mes.

El acceso al Palacio de Carlos V, al Museo de la Alhambra y el Baño de la Mezquita, es libre y gratuito.
Todas las exposiciones temporales que el Patronato de la Alhambra y el Generalife que organiza dentro del recinto monumental son gratuitas.

A fin de hacer cómoda su visita al Carmen de la Fundación y dada su singularidad, le informamos que podrá visitarlo el mismo día de la fecha que figure en su entrada o un día después de esa fecha; las visitas se efectuarán cada 30 minutos en grupos no superiores a 25 personas.

En la Fundación Rodríguez-Acosta, no está permitida la toma de fotografías en el interior de la misma.

  • Alhambra
    • Del 15 de octubre al 31 de marzo
      De lunes a domingo: 8.30 h. a 18.00 h.
    • Del 1 de abril al 14 de octubre
      De lunes a domingo: 8.30 h. a 20.00 h.
    • Excepto 25 de diciembre y 1 de enero
  • Fundación Rodríguez Acosta
    • Del 1 de abril al 14 de octubre
      De 10:00 a 18:30 h.
    • Del 15 de octubre al 31 de marzo
      De 10:00 a 16:30 h.
    • Excepto los días 24 de diciembre por la tarde (último pase a 13:30 h.)
      y 25 de diciembre; 31 de diciembre por la tarde (último pase a 13:30 h.)
      y 1 de enero.
  • Horario de taquilla de la Alhambra
    • De 15 de octubre al 31 de marzo:
      8.00 h. a 18.00 h.
    • De 1 de abril al 14 de octubre:
      8.00 h. a 20.00 h
    • De lunes a domingo.

Descuentos (*)
Tienen derecho a una reducción en el precio de la entrada los siguientes colectivos:

  • Ciudadanía de la UE mayores de 65 años
  • Menores entre 12 y 15 años
  • Poseedores del Carnet Joven Europeo
  • Personas con una discapacidad igual o superior al 33%

Gratuidad (*)

  • Menores de 12 años
  • Miembros de ICOMOS
  • Miembros ICOM

(*) Las personas beneficiarias de gratuidad o reducción en el precio de la entrada deberán presentar en taquilla los justificantes oficiales, válidos y actualizados de pertenencia al colectivo objeto de la gratuidad o reducción (jubilados, poseedores del carnet joven, personas con minusvalías…) el días de la recogida de la entrada y el día de la visita.
En caso contrario, deberá abonar el precio completo correspondiente a su tipo de entrada.